• Ricardo Haddad Musi

Usos del romero en la cocina



Ricardo Haddad Musi .- El romero tiene un fuerte aroma que impregna nuestros platos de personalidad y sabor. Lo podemos encontrar molido, en hojas o seco.


Se utiliza sobretodo en platos salados cocinados, productos horneados, panes… e incluso añadiéndoselo a algunos postres.


Combina de maravilla con carnes suculentas como el cordero o solomillo. Pescados como la caballa o la sardina, verduras como la berenjena, judías y repollo, papas cocidas, ensaladas, setas, salsas de tomate y aderezos, quesos, guisos, aromatización de aceites y vinagres, encurtidos, bizcochos, mermeladas…


Si queremos utilizarlo junto con otras especias y aromáticas, las que mejor le van son el ajo, el tomillo, la pimienta negra, la cebolla y el laurel. El romero también puede ser un estupendo sustituto de la sal.


Una ramita de romero fresco es ideal para aromatizar aceites y vinagres y así darle un toque diferente a ensaladas y aderezos.


En casa se puede tener una maceta de romero sin mayores inconvenientes, ya que la mata no requiere mayores cuidos, eso sí requiere bastante sol.


Receta de pollo asado con finas hierbas

  • Ingredientes: Pollo entero de 1.800g aproximadamente, 1 Limón, 1 Cebolla, Hierbas provenzales al gusto (romero y un poco de albahaca y tomillo) 10 g de Manteca de cerdo, 3 papas para la guarnición

Elaboración: Una vez bien limpio el pollo y retiradas las plumillas que pueda tener, salpimentamos por dentro y metemos en el interior media cebolla y medio limón, y una buena rama de cada una de las hierbas frescas, para que perfume el pollo mientras se va asando.

Por otra parte, preparamos una "cama" con papas cortadas en rodajas gruesas y cebolla cortada en juliana, dispuestas en una bandeja de horno. Sobre las papas repartimos también algunas hierbas aromáticas para aumentar su presencia. Sobre esa cama ponemos el pollo, untando su exterior con manteca de cerdo para conseguir un sabor y un color espectacular. Encima ponemos algunas hojitas de tomillo y de romero y lo metemos en el horno previamente precalentado.

Horneamos durante 80 minutos, a una temperatura de 190º, dando la vuelta al pollo cada 20 minutos para que se dore por todas partes. Al final, gratinamos durante 5 minutos para dar ese bonito color final al plato. Al girar el pollo, removemos las papas para que también se hagan por todas partes.

283 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo